CHECKINGJOB CONTROL DE PRESENCIA RESPONDE

Si tiene alguna duda que no encuentre, escríbenos y te la solventamos

Acerca de Legalidades

Todas.

El 16 de Octubre del año 2017, el Pleno del congreso aprobó por mayoría la propuesta donde se solicita que se modifique el artículo 34 del Estatuto de los trabajadores con el fin de incluir la obligación por parte de las Empresas de registrar diariamente la jornada de cada trabajador con el horario concreto de entrada y salida.

Además, las compañías deberán conservar estos registros durante cuatro años y ponerlos a disposición de los inspectores de trabajo y Seguridad Social que así lo requieran.  como siempre, es interesante recalcar que las multas son cuantiosas y en muchos casos desproporcionadas, ver publicación en el B.O.E.

El 7 de mayo de 2018 se publicó la proposición de ley en la que se añade un nuevo apartado 9 al artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, en los siguientes términos:

«9. A efectos de poder fiscalizar el cumplimiento de las normas mínimas de control del tiempo de trabajo contenidas en la presente sección, la duración horaria diaria del tiempo de trabajo deberá quedar registrada por la empresa.
El registro horario de jornada deberá ser de libre acceso para el trabajador así como para los representantes legales de los trabajadores en la empresa, quienes podrán solicitar a la dirección de la empresa la certificación documental cualquier asiento del registro de jornada, estando la empresa obligada a su expedición.
La empresa deberá entregar al trabajador un resumen mensual horario de la jornada realizada.
El registro de jornada deberá estar asimismo a disposición de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.»

Se puede ver el documento completo en este enlace:

Se considera Falta muy Grave según Artículo 49 del Estatuto de los trabajadores. “No” fichar a la entrada o salida del trabajo, cuando estuviera un sistema de control de acceso, siempre que tal circunstancia fuera habitual.

Se persigue sancionar la incomparecencia al puesto de trabajo de manera repetida e injustificada. Ante la ausencia de concreción en el Estatuto de los Trabajadores del número de faltas de asistencias mínimas para poder considerar el despido como disciplinario deberemos atender a la negociación colectiva.

En cualquier caso la jurisprudencia ha indicado que deben ser siempre más de una, y además se debe apelar a la tolerancia empresarial y a la realización de advertencias previas al trabajador sobre las consecuencias de su comportamiento, antes de proceder al despido.

CHECKINGJOB LO REGISTRA TODO, TANTO ADVERTENCIAS COMO JUSTIFICANTES.

De ninguna manera.

El trabajador goza plenamente de los derechos fundamentales que le reconoce la Constitución -EDL 1978/3879-,Así pues, por un lado tenemos que el trabajador, en su condición de persona, tiene reconocido el derecho a que se respete su intimidad personal, incluso en el seno de la empresa para la que presta servicios; y, por otro lado, está la facultad empresarial de controlar el cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de los trabajadores a su servicio. 

Se considera horario de trabajo al tiempo durante el cual el trabajador se encuentra en su puesto laboral desde el inicio hasta el final de la actividad, según establece el Estatuto de los Trabajadores (artículo 34.5: ” El tiempo de trabajo se computará de modo que tanto al comienzo como al final de la jornada diaria el trabajador se encuentre en su puesto de trabajo”).

Muy fácil, se hace saber a todos los empleados por medio de un aviso de la implantación en cualquier medio corporativo o bien el tablón de anuncios, wassap, correo electrónico. Dentro de la aplicación de checkingjob, disponemos de una plantilla tipo con todas las condiciones que debe asumir el empleado como usuario de un control de presencia, disponemos de una guía de usuario y administrador para facilitar la implantación, apartado de ayuda para cada una de las tareas, ayuda telefónica y ayuda online.

Normalmente  el trabajador es el que sale ganando, aunque sea falso. El trabajador a la hora de probar las horas extraordinarias realizadas tendrá a su favor el art. 217.6 LEC, norma que no permite presumir la realización de horas extras cuando no se lleva su registro, pero que juega en contra de quien no lo lleva cuando el trabajador señala que sí las realizó”.

A esto se le añadirán los costes derivados de la Seguridad Social, IRPF, Finiquito y Sanción.

En caso de incumplimiento de estas obligaciones por parte del empresario: De comprobarse falta alguna en el registro el contrato del trabajador contratado a jornada parcial se presumirá automáticamente a jornada completa.

Si el incumplimiento se debiera a cuestiones formales o documentales se contemplaría una multa de entre 60 y 625 euros por una infracción considerada leve.

Dándose el caso de incumplimiento en materia de jornada, la imposición de multa sería a partir de los 626 euros con un grado máximo de 6.250 euros.

Si se considerase una infracción muy grave, la sanción sería a partir de 6.251 euros y podría alcanzar los 187.515 euros

Checkingjob nos defiende del Organismo en cuestión que puede levantar Acta de Infracción en materia de Relaciones Laborales por incumplimiento de las obligaciones estipuladas en la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social.

El despido se considerará procedente cuando quede acreditado el incumplimiento alegado por el empresario en su escrito de comunicación. Será improcedente en caso contrario o cuando en su forma no se haya comunicado por escrito figurando la fecha de efecto y los motivos del mismo.

El despido procedente convalidará la extinción del contrato de trabajo que con aquél se produjo, sin derecho a indemnización ni a salarios de tramitación.

1. El trabajador estará obligado a realizar el trabajo convenido bajo la dirección del empresario o persona en quien éste delegue.

2. En el cumplimiento de la obligación de trabajar asumida en el contrato, el trabajador debe al empresario la diligencia y la colaboración en el trabajo que marquen las disposiciones legales, los convenios colectivos y las órdenes o instrucciones adoptadas por aquél en el ejercicio regular de sus facultades de dirección y, en su defecto, por los usos y costumbres. En cualquier caso, el trabajador y el empresario se someterán en sus prestaciones recíprocas a las exigencias de la buena fe.